Vive Pacífico

Formar una familia

5 conversaciones que deberías tener antes de casarte

 

 imagen 5 conversaciones que deberías tener antes de casarte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Decidan si quieren hijos

Es una de las decisiones más importantes que tendrán que tomar, sin duda, y no hay manera de hablar de esto de manera más sutil. Si no tienes niños ya y no han discutido cómo se sienten al respecto, es momento de hacerlo. No asumas que están en la misma página, incluso aunque sientas que lo hablaste en algún momento con él o ella. Lo bueno es que al igual que todas las decisiones en esta lista, eventualmente pueden cambiar de opinión más tarde,  pero necesitan tener esa conversación ahora. Además de requerir de gran tiempo y compromiso emocional, los niños también son un compromiso financiero, por lo que necesita llegar a un acuerdo con su futuro “socio”. 

2. Determinen sus metas de ahorro

Los desacuerdos financieros tienen el poder de afectar negativamente a una relación, así que es mejor hablar de dinero antes de casarse. Asegúrate de que los dos estén siendo sinceros sobre las deudas que tienen y las maneras en cómo piensan pagarlas. Es absolutamente vital que los dos estén de acuerdo con las metas de ahorro. Averiguar cuál deuda es prioritaria, qué cantidad quieren ahorrar para la jubilación, y con cuánto van a contribuir cada uno a estas metas. 

3. Fijen sus metas de trabajo

Además de averiguar si desea niños en el corto plazo y cuáles son sus metas de ahorro, también deben hablar acerca de sus metas de trabajo. Si actualmente trabaja 40 horas por semana, pero su sueño es ser jefe del área lo que puede terminar implicando muchas más horas de trabajo, entonces tienes que ser sincero con tu pareja. Lo mismo aplica para aquellos planes que impliquen estudiar o trabajar en el extranjero. Los dos deben estar dispuestos a empujar las metas del otro con optimismo y no sentir que se arrastran. Dentro de esto, también es importante conversar de la cantidad de flexibilidad que tiene cada uno con sus propias metas porque a veces toca que uno se sacrifique en pro del otro. No se pueden prever todos los escenarios de una sola vez, pero da tranquilidad el al menos discutirlos.

4. Acuerden si desean alquilar o comprar

Una vez más, siempre se puede cambiar de opinión más tarde, pero deben tener cierta claridad sobre si desean alquilar o comprar una casa, por lo menos en cuanto a los primeros años de su matrimonio. Ser propietario de una casa puede ser una gran inversión, pero no es la decisión correcta para todos. Si alguno de ustedes quiere comprar y el otro quiere alquilar, tendrán que hacerse una línea de tiempo y tener razones concretas, ya sea para comprar una casa o esperar hasta más tarde (o nunca). Hay muchas ventajas tanto del alquiler como de la compra.

5. Establezcan quién administra el dinero

Esta debe ser una de las conversaciones más importantes (y más incómodas). Del periodo de novios, en que todo es invitaciones y cada uno lleva registro de sus propios ingresos y gastos, a manejar una economía familiar, hay un gran trecho. Si ya están de acuerdo en las prioridades financieras y la cantidad que piensan ahorrar, han avanzado bastante pero todavía queda decidir cómo se pagarán las cuentas. Hay un tema de proporcionalidad (quién paga qué) y si hay una sola persona que maneja todo el dinero y lo reparte para las deudas pendientes o cada uno se encarga de un grupo de cosas. Estar de acuerdo en que si uno quiere hacer una compra sustancial debe consultarlo con el otro, por ejemplo, es otra de las cosas a acordar.

Pasa mucho que a veces uno entra al matrimonio con la idea de que solo una persona debería encargarse de pagarlo todo, y si ese es un arreglo que les acomoda, adelante pero en general y para lograr una mayor armonía y sensación de equidad, es bueno distribuirse las cuentas. 

Por último es importante hablar de que los activos que está cada uno trae en su matrimonio, y si usted desea firmar un acuerdo prenupcial.

Fuente: Cheatsheet