Banner Home Carrusel 2022

5000

Blogs

imagen Después de la cuna, ¿cama de grande o colecho?

Pasan los meses, tu bebé crece a pasos agigantados y cuando menos lo esperas, ya no cabe en su cunita. Entonces aparece la pregunta del millón: ¿comprar cama de grande o hacer colecho?

Cada opción tiene sus fans y para que decidas qué funcionará mejor en tu caso, te contamos todo sobre cada alternativa a partir de la opinión de mamás:

La cama de grande

  • Puede ser de tamaño mediano o grande. Si decides que sea mediana, debes tener en cuenta que tendrás que cambiarla nuevamente cuando tu hijo tenga el clásico estirón de la adolescencia.
  • Considera comprar una cama que tenga espacio a los costados para ser modificada, de esta manera, podrás adherirle barandas altas mientras aún sea bebé, y con el tiempo, ya podrás quitarlas.
  • Es recomendable que esté en el cuarto de mamá y papá y asegurarse que el bebé duerma boca arriba, sin almohadas y sin estar sobreabrigado.
  • Las mamás que prefieren las camas, señalan que uno de sus beneficios es permitir descansar a los padres sin pensar que pueden dañar al bebé.

Colecho

  • Se trata básicamente de permitir que el bebé duerma en la misma cama que los padres.
  • Es recomendable que no se practique más allá de los 5 o 6 años, pero todo dependerá de la comodidad tanto de los padres como del niño.
  • Es considerada una práctica integradora y positiva tanto para el bebé como para los padres.
  • Al practicar colecho, mamá está más al pendiente de las necesidades del bebé, por lo tanto, llorará menos y su nivel de estrés será menor, teniendo un impacto positivo en el desarrollo emocional del pequeño.
  • Refuerza el vínculo afectivo y puede darle al niño a futuro, más autoestima, autocontrol, seguridad en sí mismo, tolerancia al estrés y mayor nivel de optimismo.

Nadie conoce mejor la personalidad, las necesidades y el comportamiento de tu bebé que tú. Considera todos los puntos que compartimos contigo, escucha la opinión de otras mamás y toma la mejor decisión pensando siempre en la comodidad de tu bebé. ¡Y como siempre, mucha paciencia!

El instinto de protección que las conecta, a nosotros nos inspira. Conoce a Flavia, una mamá primeriza que buscó el apoyo de otras madres en grupos online y logró resolver sus dudas sobre esta etapa tan especial.

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia » Vas a tener un hijo