Vive Pacífico

Notas de Salud y Bienestar

¿Cómo reaccionar ante un caso de insolación este verano?

Si luego de un día playa, de hacer deporte al aire libre o de caminar por las calles durante el verano, debido a los elevados niveles de humedad y temperatura, te deshidratas y no sudas lo necesario para regular tu temperatura corporal, lo más probable es que estés con insolación.

En esos casos, la temperatura de tu organismo es capaz de llegar hasta los 41 ° C en 10 o 15 minutos. Por eso, la insolación es considerada la enfermedad más grave entre las provocadas por el calor, a tal punto que puede causar la muerte o problemas permanentes, según el Centro Médico de la Universidad de Rochester.

Los principales síntomas de insolación son mareos, dificultad para respirar, confusión, fatiga, frecuencia cardiaca rápida, perdida del conocimiento y piel enrojecida, seca y caliente, entre otros. Si presentas estas señales, lo ideal es que recurras a un médico para seguir un tratamiento rápido que detenga el avance de la enfermedad, pero también está en tus manos tomar algunas acciones inmediatas.

¿Qué hacer en casos de insolación?

Busca un lugar con aire fresco y mantente allí con la menor ropa posible. A la vez, utiliza una esponja con agua fría como abanico para bajarte la temperatura corporal, sugiere el NorthShore University HealthSystem. Luego, bebe agua fresca para rehidratarte: hazlo en pequeños sorbos y a un ritmo lento.

Si es otra persona quien está sufriendo la insolación, ayúdala siguiendo los pasos descritos. Y si no se recupera o pierde el conocimiento, es necesario mantener echado al afectado con las piernas flexionadas, mientras se llama a los médicos, recomienda Cristina Villegas, jefa de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja de Madrid.

El médico Francisco Camarelles, de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), añade que aplicarse cremas hidratantes también es una solución a considerar para alguien con insolación. Lo importante es actuar de inmediato una vez identificado los síntomas.

¿Cómo prevenir la insolación?

Como ves, las consecuencias de la insolación solar son peligrosas para la salud. Por lo tanto, mejor es prevenir que lamentar. Así que sigue estos consejos para que no sufras de esta enfermedad y ayudes a otras personas a protegerse:

  • Bebe abundante líquido durante estos días de sol intenso, y si la temperatura aumenta, hidrátate más. El Ministerio de Salud aconseja tomar de 6 a 8 vasos de líquidos al día, de los cuales 4 deben ser de agua sola y los demás refrescos, jugos o infusiones.
  • Utiliza ropa de verano adecuada para sentirte cómodo. Viste prendas frescas y ligeras, que te permitan realizar tus actividades diarias sin problemas
  • Si haces deporte al aire libre, elige horas en las que el sol no esté muy fuerte. La Liga Contra el Cáncer recomienda no salir entre 10 de la mañana y 3 de la tarde, pues durante esas horas hay mayor concentración de rayos UV.
  • Si sales a caminar o a practicar actividades físicas, utiliza lentes y gorra. Además, aplícate bloqueador solar tres veces al día por lo menos, aconseja el doctor Camarelles, de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

En muchos casos el uso de bloqueador no es suficiente, ya que lo rayos solares pueden ser muy intensos. Incluso, andar por la sombra tampoco. La radiación suele rebotar en cualquier elemento y causar daño en la piel de hombres o mujeres. Por eso, es importante hidratarse bien y seguir las recomendaciones que mencionamos.