Vive Pacífico

Notas de Salud y Bienestar

¿Cómo cuidar la piel de los niños y evitar escaldaduras?

Con el verano, llega la temporada de pasar algunas horas en la playa o piscina, y vestir ropa corta en el día a día. Pero también aparecen algunos problemas de salud con mayor frecuencia, sobre todo entre los más pequeños de la casa, como son las escaldaduras.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), estas irritaciones en la piel brotan en mayor medida en los pliegues del cuerpo y las partes íntimas de los bebés y niños, en especial de los que tienen menos de 6 años de edad, que es el grupo de mayor riesgo.

Existen una serie de consejos sobre el cuidado de la piel para niños en verano, pero antes de conocerlos es igual de importante tomar consciencia de por qué aparecen las escaldaduras. Vivir un verano saludable también significa prevenir para que todos en la familia estén sanos.

¿Qué causa las escaldaduras?

El calor es el principal enemigo de los pequeños. Al sudar en grandes cantidades, su piel se humedece con mayor facilidad, sobre todo en los pliegues de brazos, piernas, estómago y zona genital. Esto genera irritación y enrojecimiento, lo que deriva en una fuerte sensación de ardor o picazón.

Aparecen, además, otros síntomas como sequedad o hasta sangrado, si es que el niño se rasca en exceso, explica el Hospital para Niños de Stanford. Ambientes con poco paso del aire y el uso de prendas muy ajustadas aumentan la probabilidad de que se agrave el cuadro.

Ten en cuenta la advertencia de la Asociación Española de Pediatría: en los bebés, por la fricción con la piel y la presencia de orina, heces, humedad y sustancias externas. Incluso la escaldadura puede transformarse en una inflamación llamada “dermatitis de pañal”. Este mal corre el riesgo de contaminarse y generar una infección por hongos, la cual requiere una medicación especial.

¿Cómo tratar la piel irritada?

El cuidado de la piel en niños requiere de una prevención distinta a la que se indica para proteger la piel de los adultos. Un bebé o niño escaldado suele pasar por malos ratos, pues sufre de picazón o ardor, y esas molestias lo condicionarán a estar de mal humor o muy inquieto. Para ponerle fin a esos síntomas tan fastidiosos, sigue estas recomendaciones:

Disfruta junto a tu familia de un verano saludable. El cuidado de la piel es necesario en esta temporada en la que el sol ataca con mayor fuerza. Por eso, cómo tratar la piel irritada en los niños es una pregunta muy común durante estas semanas. Sigue estos consejos y libérate de estas preocupaciones.