RSS

1. Registra tus gastos: El primer paso para ahorrar dinero es saber cuánto estás gastando. Durante un mes, registra todo lo que gastas. Eso significa cada café, cada periódico y cada refrigerio que compres. Una vez que tengas la información, organiza estos números por categoría, por ejemplo: gasolina, alimentos, hipoteca y así sucesivamente, y obtén la cantidad total de cada categoría.

2. Haz un presupuesto: Ahora que tienes una buena idea acerca de lo que gastas por mes, puedes armar un presupuesto para planificar tus gastos, limitar los excesos y asegurarte de tener reservas en un fondo de ahorros de emergencia. Recuerda incluir también los gastos regulares en los que no incurres necesariamente cada mes, como en el mantenimiento de tu vehículo.

3. Planifica el ahorro de dinero: Teniendo en cuenta tus gastos e ingresos mensuales, crea una categoría de ahorros dentro del presupuesto e intenta que represente al menos entre el 10 y el 15 por ciento de tus ingresos. Si tus gastos no te permiten aún ahorrar esa cantidad, quizá sea hora de realizar un recorte. Busca cosas no esenciales en las que puedas gastar menos, como entretenimiento y cenas afuera.

4. Establece objetivos de ahorro: Comienza por decidir cuánto tiempo te tomará alcanzar cada objetivo. Algunos objetivos a corto plazo (que generalmente pueden tomar de 1 a 3 años) incluyen: Crear un fondo de emergencia para cubrir alguna eventualidad, ahorrar dinero para unas vacaciones o para comprar un vehículo nuevo. Los objetivos de ahorro a largo plazo generalmente requieren muchos años o incluso décadas, y pueden incluir: Ahorros para jubilación, ahorrar para el pago inicial de una casa o para remodelar tu casa actual.

5. Decide según tus prioridades: Cada persona tiene prioridades diferentes cuando se trata de ahorrar dinero; por eso, es conveniente que decidas qué objetivos de ahorro son los más importantes para ti. Parte de este proceso consiste en decidir cuánto tiempo puedes esperar para ahorrar para un objetivo y qué suma de dinero deseas ahorrar por mes para poder conseguirlo.

6. Diferentes estrategias de ahorro e inversión para diferentes objetivos: Si estás ahorrando para objetivos a corto plazo, considera cuentas de ahorro regulares, de alto rendimiento o fondos mutuos. Para largo plazo puede pensar en fondos de inversión, acciones o bienes raíces.

7. Ahorrar dinero con transferencias automáticas: Las transferencias automáticas a tu cuenta de ahorros pueden hacer la tarea de ahorrar más fácil. Existen muchas opciones para configurar las transferencias. Elige con qué frecuencia deseas transferir dinero y qué cuentas deseas usar para las transferencias. Pensar en el ahorro como un gasto regular es una excelente manera de mantener tus objetivos de ahorro de acuerdo con lo previsto.

8. Observa cómo crecen tus ahorros: Controla el progreso mensualmente. Esto no solo te ayudará a cumplir con tu plan personal de ahorros, sino que además te ayudará a identificar y corregir problemas rápidamente. Con estas sencillas maneras de ahorrar dinero, es posible que incluso te inspires a ahorrar más y alcanzar tus objetivos más rápido.

Fuente: https://www.bankofamerica.com/deposits/manage/ways-to-save-money.go?request_locale=es_US

Contenidos relacionados

Blog: Sacarle provecho a tu dinero Sacarle provecho a tu dinero » Quiero invertir en propiedades

1. Haz un presupuesto:

El primer (y más importante) paso para la gestión de cualquier cantidad de dinero es saber exactamente cuáles son los gastos. Puedes comenzar con los artículos que sabes que vas a gastar cada mes (renta, servicios, pagos del auto, seguros, etc.), y luego añadir los costos que necesitas para mantener tu estilo de vida (restaurantes, entretenimiento, compras, gimnasio , etc.). Hay distintos sitios web y aplicaciones gratuitas que se pueden utilizar para armar tu presupuesto, así que no estás solo en esta tarea. Recuerda actualizar tu presupuesto constantemente pues tu situación puede ir variando.

2. Llevar la cuenta:

Puedes hacerlo manualmente en un papel o a computadora, o buscar una aplicación que te ayude. Asegúrate estar al día en tus cuentas bancarias y revisar cualquier irregularidad en los cobros que no hayas apuntado. Otra forma de mantener control es empezar a guardar los recibos para hacer el cálculo. Si no te gusta tener papeles puedes tomar una foto con tu teléfono. 

3. Haz tus pagos:

Entrar en deudas no es una buena idea. No sólo es estresante, pero también puede dañar tu calificación crediticia y tener un impacto negativo en el camino. Aunque podría ser tentador comprar el celular que has estado mirando en lugar de pagar tu factura de tarjeta de crédito o tus préstamos, siempre es mejor ser inteligente y hacer tus pagos antes de derrochar en algo para ti mismo. 

4. Cúbrete:

Un gasto que no tiene precio hoy en día es un seguro de salud de calidad. Nunca se sabe cuando se producirá una lesión inesperada, enfermedad o accidente. Si tienes suerte, nunca lo tendrás que usar, pero es inteligente para estar siempre cubierto. Incluso aquellos de nosotros que tomamos nuestras vitaminas y comemos nuestras verduras (¡o las bebemos!).

5. Cálmate:

La compra por impulso nunca es (por lo general) una buena idea. Hoy en día, el televisor nuevo tan codiciado está sólo un click de distancia e incluso si no se ajusta a tu presupuesto mensual puede ser tuyo con un solo golpe de tu tarjeta de crédito. Tómate tu tiempo y analiza si necesitas realizar tal compra. Tomar distancia de las tiendas virtuales para pensar te hace menos propenso a tomar una decisión impulsiva.

6. Invierte a futuro:

No importa lo joven que seas, nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar para el futuro. Ya se trate de la apertura de una cuenta de ahorros o cualquier tipo de inversion, saber que tienes un pequeño nido de huevos incubándose es lo más inteligente que puedes hacer por tu futuro. 

7. Engríete:

Sé que hemos hablado mucho sobre el ahorro, el presupuesto y evitar las compras impulsivas. Pero con todo eso dicho, es importante engreírte a ti mismo de vez en cuando. Es agradable para recompensarte por todo tu trabajo duro, incluyendo la gestión de tu dinero satisfactoriamente. Aunque no se puede disfrutar diariamente, si quieres seguir en presupuesto, considera hacer algo pequeño por ti mismo de vez en cuando. 


Fuente: laurenconrad.com

Contenidos relacionados

Blog: Sacarle provecho a tu dinero Sacarle provecho a tu dinero » Quiero ahorrar para el futuro

1. Valor del dinero en el tiempo

El valor temporal del dinero explica el concepto de que el dinero que tienes hoy en la mano vale más que la misma cantidad de dinero en el futuro, debido a que el dinero que tienes hoy día podría ser invertido, ganar intereses y aumentar su valor.

¿Por qué es importante? La comprensión de que el dinero hoy vale más que la misma cantidad en el futuro puede ayudar a evaluar las inversiones que ofrecen diferentes tasas potenciales de rendimiento.

2. La inflación

La inflación refleja cualquier movimiento general al alza en el precio de los bienes y servicios de consumo y por lo general se asocia con la pérdida de poder adquisitivo con el tiempo.

¿Por qué es importante? Debido a que la inflación empuja el costo de los bienes y servicios más altos, cualquier estimación de la cantidad que necesitará en el futuro, por ejemplo, la cantidad que tendrá que ahorrar para la jubilación, deberían tener en cuenta los posibles efectos de la inflación.

3. Volatilidad

La volatilidad es una medida de la velocidad a la que el precio de un valor se mueve ya sea hacia arriba o hacia abajo. Si el precio de un valor históricamente cambia rápidamente durante un corto período de tiempo, su volatilidad es alta. Por el contrario, si el precio no suele cambiar, su volatilidad es baja.

¿Por qué es importante? La comprensión de la volatilidad puede ayudar a evaluar si una inversión en particular se adapta a tu estilo de inversión y tolerancia al riesgo.

4. Asignación de activos

La asignación de activos significa diversificar las inversiones a través de una variedad de categorías de activos, tales como acciones, dinero en efectivo, bonos, etc.

¿Por qué es importante? Cómo distribuyes tus activos depende de varios factores, incluyendo tu tolerancia al riesgo y el rendimiento deseado. Diversificar  inversiones entre una variedad de clases de activos puede ayudar a controlar la volatilidad y el riesgo de la inversión. La asignación de activos y la diversificación no garantizan una ganancia ni protegen contra la pérdida de la inversión.

5. El valor neto

El valor neto es lo que tus existencias totales valen después de restar todas tus obligaciones financieras.

¿Por qué es importante? El valor neto puede financiar la mayor parte de tus años de jubilación. Por lo que mientras más rápido crece el valor neto, más será una tranquilidad a la hora de jubilarte. 

6. Las 5 “C’s” del crédito

Estas son: carácter, capacidad, capital, colateral (garantías) y condiciones. Son los elementos principales que los prestamistas evalúan para determinar si te dan o no un préstamo.

¿Por qué es importante? Con una mejor comprensión de cómo tu banco va a ver y evaluar tu capacidad de crédito, tendrás más posibilidades de calificar para el préstamo que deseas y obtener una mejor tasa de interés.

7. Diferimiento de impuestos

Diferimiento de impuestos se refiere a la posibilidad de diferir impuestos actuales hasta algún momento en el futuro.

¿Por qué es importante? Las contribuciones y las ganancias producidas en vehículos con impuestos diferidos no se gravan hasta que son retiradas. Esto permite que esas ganancias sigan afectas al interés compuesto, lo que le añade crecimiento a la inversión. 

8. Relación rentabilidad / riesgo 

Este concepto sostiene que hay que estar dispuesto a aceptar un mayor riesgo con el fin de lograr un rendimiento potencial más alto.

¿Por qué es importante? Toda inversión implica un riesgo. Al considerar tus inversiones, el objetivo es conseguir el mayor retorno para el nivel de riesgo que estás dispuesto a tomar, o para minimizar el riesgo involucrado en el intento de un retorno dado. 

9. El Banco Central de Reserva del Perú 

La entidad financiera encargada de vigilar la estabilidad monetaria del país.

¿Por qué es importante? El BCRP tiene cuatro objetivos principales: anclar las expectativas de inflación, desarrollar propuestas de reformas para el crecimiento sostenido, defender la estabilidad macro-financiera en un ambiente internacional inestable y mejorar la calidad del dinero en circulación. En su página principal se encuentran las principales estadísticas económicas necesarias para proyectar tus finanzas a futuro.

Contenidos relacionados

Blog: Sacarle provecho a tu dinero Sacarle provecho a tu dinero » Quiero ahorrar para el futuro

Estos son algunos consejos para los empresarios sobre cómo empezar y tener éxito en la inversión inmobiliaria:

1. Planifica tus metas financieras.

Antes de comprar la primera propiedad, o hacer tu primer análisis, debes determinar lo que esperas de sus inversiones. ¿Cuáles son tus metas financieras? Tómate el tiempo para entender tus objetivos y asegurarte de que cada inversión sea un paso hacia lograrlos. Si no estás seguro exactamente cómo crear metas financieras, reunirte con un asesor financiero es un excelente primer paso.

2. No gastar una fortuna en libros y seminarios.

Hay que aprender algunos conceptos básicos antes de aventurarse en la inversión, pero no dejes que la acumulación de información se convierta en el centro de tu accionar. Si tienes objetivos en mente esto hará que el proceso sea mucho más sencillo. Es fácil quedarse estancado en la fase de "investigación" y no llegar nunca a tomar medidas. En su lugar, anota las preguntas específicas que quieres que sean contestadas o metas que deseas cumplir antes de meterte en el siguiente libroo seminario.

3. Mira un montón de propiedades.

No inviertas en la primera propiedad que encuentres. Demasiados inversionistas compran propiedades, ya que "se ven bien”. Recuerda que no vas a vivir allí, así que no debes tomar una decisión de inversión basada en tus preferencias personales. Asegúrate de hacer una búsqueda exhaustiva de opciones. Empieza con varias propiedades, y luego anda reduciendo el número sobre la base de los objetivos establecidos.

4. No retrasar la inversión por estar a la espera de la oferta "perfecta".

Un montón de inversionistas que comienzan sufren del síndrome de "la mejor oferta puede estar a la vuelta de la equina”. Esto puede ser contraproducente y puede hacerte perder buenas oportunidades sólo por mantener la idea de que todavía hay una mejor opción allá afuera. Mejor es encontrar un acuerdo que satisfaga la mayor parte de tus criterios a esperar otra que puede no llegar nunca.

5. Haz un análisis financiero profundo.

Sé realista. Mira diferentes alternativas para determinar qué hacer, no es recomendable comprar una propiedad a un precio más alto o en condiciones menos atractivas de lo que tu análisis dice que tiene sentido. Ten cuidado con los vendedores que tratan de sobre-estimar el valor de la propiedad a través de los datos pro forma (estimado). Puedes utilizar una pro-forma para iniciar la conversación, pero asegúrate de que conoces los números reales antes del cierre.

6. No trates de comprar una propiedad que el vendedor no está motivado a vender.

¿Cómo saber si el vendedor está motivado? Mira el precio de venta. Por ejemplo, si la propiedad ha estado en el mercado durante un año por $ 200.000, con poca o ninguna reducción de precio, el vendedor claramente no está muy motivado para vender la propiedad. Sin embargo, si esa misma propiedad ha estado en el mercado desde hace un año y su precio ha bajado considerablemente, el vendedor probablemente quiera hacer lo que sea necesario para sacarse la propiedad de las manos.

7. Reconocer la diferencia entre la inversión de bienes raíces y el negocio de bienes raíces.

Si eres empresario o ya tienes un negocio propio o eres dependiente, mira a la inversión en propiedades como una forma de apoyar tu trabajo principal pero no te dejes atrapar por las diversas transacciones de manera que descuides tu negocio principal. Si eso sucede, te enfrentarás a un camino lleno de baches para volver a la estabilidad. A menos que tu negocio sea en sí bienes raíces o estés buscando entrar en el negocio a tiempo completo, recuerda siempre que la búsqueda de estos acuerdos es un medio para un fin, no un fin en sí mismo.

Fuente: Entrepreneur

Contenidos relacionados

Blog: Sacarle provecho a tu dinero Sacarle provecho a tu dinero » Quiero invertir en propiedades

 

Cuando vamos creciendo y es momento de formar un hogar propio, todo parece muy frío, muy blanco y distante. Claro que hay cosas que solo el tiempo y las vivencias le pueden dar a cada espacio, pero podemos acelerar este proceso dando algunos toques cálidos para decorar nuestro nuevo hogar. Hemos preparado una lista de cuatro ideas que te pueden ayudar en tu casa o departamento:

1. Da toques de color:

Los colores nos dan alegría, nos ayudan a expresarnos y dan un toque muy único a cada espacio. Piensa en algunos elementos icónicos que puedan ser ese toque de color o diseño para cada rincón de tu casa: una linda alfombra para una habitación, unos cojines coloridos para la sala o unas losetas divertidas para el baño.

2. Juega con velas y aromas: 

Hay muchos estudios que demuestran que la memoria olfativa es una de las más poderosas, pues qué mejor que empezar a crear un olor característico para tu hogar. Para esto puedes mezclar aromatizantes de ambiente, inciensos o el olor que desees, pero realmente lo que te recomendamos son velas aromatizadas, no solo dejan un olor delicioso en el ambiente pero también son ideales para decorar un espacio y cuando están prendidas dan mucha calidez a una reunión con amigos o cena con la pareja.

3. Decora con flores: 

No necesitamos hablar demasiado sobre la importancia que las flores tienen en un espacio: son un elemento vivo que llena de color, vitalidad y dan ese elemento femenino y cálido a un ambiente: puedes jugar con flores frescas para un centro de mesa cuando tengas invitados y algunas de imitación para que estén permanentemente en algunos espacios.

4. Haz una galería de imágenes: 

Una de las mejores formas (y más de moda) de darle un toque personal a tu hogar es con una galería de imágenes. Debes escoger una gran pared que tengas libre en casa y colocar en ella un collage de imágenes que te representen: pueden ser fotos, imágenes o frases, puedes imprimirlas, comprarlas o usar fotos que tengas. La idea es que tengan una cierta unidad y que juegues con diferentes tipos de marcos.

 

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia Formar una familia » Vas a formar un hogar

imagen Atrás
12 cosas en qué pensar antes de comprar una casa o un departamento

1. No tienes necesariamente que ser “dueño”. 

Hay una pregunta fundamental que hacerse a la hora de pensar en armar un hogar y es si el ser propietario tiene sentido para tus circunstancias particulares. Algunas personas te dirán que pagar alquiler es tirar el dinero, pero hay muchas ventajas  en alquilar, especialmente si te toca mover bastante de lugar o si todavía no estás seguro de la zona que más te gusta en la ciudad. 

2. El consejo del “tío” no tiene por qué ser la última palabra. 

Tan pronto como anuncies que tienes intenciones de comprar una propiedad,  saldrán de los arbustos una serie de amigos y familiares dispuestos a darte un consejo bien intencionado. Recuerda que aquello que funcionó en el pasado o para ciertas personas específicas, no necesariamente se aplica a tu situación, sobre todo con lo cambiante que es el mercado inmobiliario. 

3. Tómate el tiempo para hacer de abogado del diablo.

Si una casa o departamento te gusta, es momento de encontrar todos los peros. ¿El inodoro funciona correctamente? ¿funciona el aire acondicionado? ¿hay suficiente presión de agua? ¿cómo es el nivel de ruido a distintas horas del día? ¿cuánto adicional tienes que invertir en ella para que sea perfecta?

4. Trabaja con profesionales con experiencia

Consigue un buen corredor que sepa todo al detalle sobre la propiedad y que esté licenciado, abogados que redacten los contratos, notarios que certifiquen. No hay nada peor que ahorrar en temas que solo aumentan el riesgo. 

5. Decide con la cabeza, no con el corazón. 

No tengas miedo de dejar ir algo que te gusta porque parece un mal negocio. Habrán otras propiedades, tal vez incluso mejores. Recuerda que esta es una operación financiera y que se deben cumplir los términos que te convienen. 

6. Mira varias opciones, así encuentres en una primera búsqueda algo que te encante.

Portales como urbania.pe o adondevivir.com.pe te permiten bucear por toda la oferta inmobiliaria y darte una idea también de los precios y características, esto te permite negociar mejor cuando conozcas una propiedad que te guste. 

7. No te sientas presionado. 

Los corredores o los ejecutivos comerciales de ciertos proyectos son expertos en su tema. Saben que si te dicen que hay más personas interesadas en la misma propiedad, tú querrás apurarte en cerrar el trato. Pero no es una decisión que debas tomar apurado, tómate el tiempo que te dé tranquilidad. 

8. Sé estricto con tu presupuesto

Lo que realmente puedes pagar, ya sea al contado o como dividendo mensual de un crédito es lo que debe guiar tu compra, sin importar que tan atractiva sea una opción si está fuera de estos parámetros, solo te traerá un dolor de cabeza después. 

9. Los jardines y patios son trabajo

Casi todo el mundo le gusta la idea de tener un jardín, pero si no estás acostumbrado a mantener uno (o a pagar por hacerlo) es mejor que lo pienses dos veces. 

10. Comprar la propiedad que puedes pagar ahora, no después

Incluso si estás bastante seguro de que en uno o dos años ganarás más dinero, no tienes como controlar otras variables que pueden perjudicar tu presupuesto, sin contar con que así como aumentan los ingresos, también suelen aumentar los gastos. Los niños, las escuelas, los autos nuevos y los planes de viaje son costos sustanciales que pueden estar en el futuro también. 

11. La búsqueda puede tardar más de lo que piensas

Por eso es importante empezar a buscar con tiempo, para poder liberarte sin problemas de tu contrato actual de alquiler, por ejemplo. Hay que tener en cuenta también el tiempo que demorarás en implementar el nuevo espacio y cuanto te tomará mudarte, cosa que cuando dejes el sitio anterior, puedas vivir en el siguiente con comodidad.  

12. Establece las negociables y las no negociables

De la lista de cosas que te gustaría que tuviera tu casa de ensueño, habrán las que te son vitales y no puedes vivir tranquilo sin ellas y hay otras que suman pero no son del todo necesarias. Ten claras estás dos listas porque inevitablemente tendrás que hacer ciertos sacrificios, es difícil encontrar la casa 100% perfecta. 

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia Formar una familia » Vas a formar un hogar

1. Revisar el sistema de reembolso de gastos de viaje y las políticas de tu empresa.

Puede que tengas que traer de vuelta todos tus recibos para que la empresa te devuelva todo el dinero gastado durante el viaje. También es bueno saber el límite diario de gastos que incluyan comida o actividades. Igualmente es posible que tu empresa pueda tener una tarjeta de crédito corporativa que se puede utilizar, de modo que evites pagar todo en efectivo.

2. Obtener todos tus documentos de viaje juntos, especialmente para los viajes internacionales.

Esto incluye tu pasaporte si viajas fuera del país, tu vuelo, tickets de autobús o de tren y el itinerario. Además, puede haber otras cosas específicas del lugar al que estás yendo que necesitas hacer con mucha antelación, como la vacunación obligatoria.

3. Hacer las reservas y los arreglos de viaje necesarios.

Si eres responsable de encontrar y reservar tu alojamiento de viaje, asegúrate de hacerlo con anticipación. Los hoteles pueden ocuparse rápidamente, especialmente si hay una conferencia muy popular sucediendo en el área. ¿Qué haces si no encuentras hoteles?, reservar un departamento pequeño o una habitación en la casa de un conocido también es una opción.

4. Desarrollar un itinerario y tomar notas de información de contacto importante.

Con el fin de mantenerte organizado es importante reunir todos los registros, la información y el calendario de todos los aspectos de tu viaje. Esto incluye información importante, como los tiempos y números de vuelo, cuando es el check-in y check-out del alojamiento, si te alcanza el tiempo para comer algo llegando a tierra, cómo te vas a trasladar desde el aeropuerto hasta tu hotel y si necesitas alquilar un auto para moverte por la ciudad. Compartir estos datos con alguien querido o con la empresa es importante en caso hay alguna emergencia.

5. Obtener la moneda adecuada antes de salir.

Cuando llegas a un destino fuera del Perú y necesitas tomar una movilidad (muchas veces un taxi) para entrar a la ciudad, lo más probable es que tengas que realizar el pago en efectivo. No llevar dinero en moneda local puede convertirse en un dolor de cabeza. El cambio de moneda es siempre más caro en los aeropuertos. Procura tener efectivo también en caso quieras dejar alguna propina.

6. Asegurarse de tener una tarjeta de crédito que funcione.

A algunos les resulta más cómodo y seguro moverse con poco dinero en la billetera. Consulta con tu banco si es posible el uso de tu tarjeta de crédito al destino internacional al cual te diriges. Por otro lado, es muy útil saber los números internacionales a los cuales llamar si se te extravía o te roban esta tarjeta.

7. Escribe una lista de cosas que llevas en la maleta.

Hazla con una semana de anticipación para que tengas tiempo de pensar en todos los detalles y de comprar lo que te falta. Esto ayuda a que no te olvides de nada importante y el viaje sea un éxito (¡o evites gastar dinero extra porque te olvidaste la ropa interior!). Ahora hay aplicaciones que te facilitan esta tarea.

8. Planea algunas actividades extra.

El ir en un viaje de negocios debe centrarse principalmente en los objetivos de la empresa, pero puede ayudar a la productividad, sobre todo en viajes más largos, dejar una ventana de tiempo para recargar las baterías. Trata de planear algunas pequeñas cosas que hacer, como tomar un pequeño recorrido por la ciudad o distraerte dentro de las facilidades del hotel si es que salir es complicado. Son grandes maneras de eliminar el estrés y de estar a tu nivel óptimo.

 

Contenidos relacionados

Blog: Viajar Viajar » Vas a viajar por negocios

imagen 3 ideas para ahorrar en tu matrimonio

1. Bouquet

Tenemos una gran cantidad de hermosas flores en el Perú y muchos mercados accesibles a todos, así como florerías en cada esquina. El precio de los bouquets suele ser muy caro y aunque parece una tarea muy difícil en principio, hay una gran cantidad de tutoriales en Internet que puedes seguir hasta convertirte en experto sin problema. Puedes hacer el bouquet de la novia, el boutonniere del novio y los bouquets de las damitas. Conviértelo en una actividad que puedas hacer con tu pareja o también puede ser una tarea entretenida para hacer la noche previa a la boda con las damitas, como para relajar esos nervios pre-nupciales.

2. Letreros de mesa

Es común en los matrimonios tener números, letras o alguna forma novedosa de nombrar las mesas para que los invitados encuentren el lugar correcto para sentarse (no queremos sentar a la abuela con el amigo escandaloso). Hacer estos letreros es mucho más sencillo de lo que parece, desde comprar letras de madera en un mercado o imprimirlas en un papel bonito y luego pegarlas a un palito de madera. ¡Deja que tu imaginación vuele!

3. Cabinas de fotos 

Un elemento que le da un toque divertido y juguetón al matrimonio son las casetas de fotos donde hay muchos artículos con los cuales puedes tomarte fotos divertidas con tus invitados. Son recuerdos que te durarán toda la vida pero que si lo dejas en las manos de un experto pueden ser costosos. Puedes hacer el tuyo sin problemas. Algunos elementos que te ayudarán: un sillón o sillas (esas antiguas de la abuela le dan un lindo toque vintage), todos los props que encuentres: vinchas, orejitas, anteojos y todos los restos de fiestas de disfraces o horas locas que tú y tus amigos puedan recolectar, puedes también agregar un marco de espejo o de cuadro grande para cuando hagan las fotos.

 

 

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia Formar una familia » Te vas a casar

1.    Enrolla la ropa:

Estamos acostumbrados a doblar la ropa en 4 pero en realidad esto ocupa mucho más espacio de lo que creemos. Intenta enrollar tu ropa, incluso es un buen truco para tus cajones: la ropa enrollada ocupa menos espacio y se arruga menos.

2.    Usa productos de tamaño para viaje:

Muchos de nosotros no podemos vivir sin nuestra rutina de productos y no tienes por qué detenerla en tu viaje, pero debes prepararte. Procura no llevar tus gigantes frascos a todos lados: compra un kit de botellas chicas, productos de tamaño para viaje o reutiliza las pequeñas botellas de los hoteles para llevar tus productos en tamaño pequeño.

3.    Usa bolsas con cierre hermético:

Muchas veces la mayor cantidad de espacio ocupado en la maleta es aire. Prueba poner algunas prendas enrolladas o ropa interior en bolsas de cierre hermético y sácale todo el aire que puedas,  ¡verás cómo ahorras espacio!

4.    Revisa el clima y cultura:

Debes chequear con anticipación cómo estará el clima y solo llevar ropa de acorde a la estación (nada peor que llevar una gran casaca que ocupa la mitad de la maleta y nunca usarla). Es importante también saber qué tipo de ropa llevar según la cultura: hay países muy conservadores donde puede que pases un mal rato o no te dejen ingresar a algunos establecimientos si estás muy descubierto.

5.    Cuida los líquidos:

Todos hemos vivido algún desastre con el derrame de un shampoo, una crema o pasta de dientes. Es un buen truco abrir todas las botellas de líquidos y colocar un pedazo de plástico (Sí, como hacían con muchos jugos en la lonchera del colegio) y taparlo de nuevo, así evitamos derrames.

6. Enfócate en los básicos:

Entendemos, uno quiere verse increíble en las fotos de su viaje, pero debemos ser lo más prácticos cuando se trata de empacar: enfócate un 90% en prendas básicas que puedas reutilizar por lo menos dos veces. Y un 10% enfócate en accesorios o prendas coloridas que hagan la diferencia: por ejemplo un vestido blanco que de día sea un vestido casual y de noche lo puedas complementar con un collar y un saquito. Si eres hombre, accesorios como correas, lentes y gorros harán la diferencia.

 

 

Contenidos relacionados

Blog: Viajar Viajar » Vas a irte de vacaciones

Cada vez más personas tienen como uno de sus sueños de vida el estudiar un postgrado fuera del país. Si eres uno de ellos, te interesará esta lista con 5 de los mejores destinos internacionales para estudiar un MBA, uno de los programas más solicitados alrededor del mundo.

1.    Estados Unidos:

Es uno de los destinos más populares para estudiar ya que cuenta con el mayor número de prestigiosas escuelas de negocios. Hacer un MBA de las universidades de primera categoría de EE.UU te brinda un fuerte apoyo infraestructural, grandes prácticas y la exposición al contenido más reciente y tecnología de punta, además de una formación práctica a través de proyectos. La exposición al entorno empresarial durante las prácticas en las principales compañías prepara a los estudiantes como los futuros empresarios y ejecutivos de negocios del país. El principal factor que diferencia a las escuelas de negocios de los Estados Unidos del resto del mundo es el hecho de que estudiar a un MBA en EEUU tiene mucho que ver con la expansión de tu red de contactos y de conocer a las personas adecuadas.

2.    Reino Unido:

Londres es uno de los principales centros financieros y bancarios, y otras ciudades del Reino Unido ofrecen excelentes oportunidades en la industria de servicios. Esto se refleja en la reputación internacional de las escuelas de negocios del Reino Unido, no sólo a través de un enfoque académico riguroso, pero también a través de altos salarios y excelentes oportunidades de empleo después de graduarse.

3.    Canadá:

Canadá es el hogar de muchas de las empresas más grandes e influyentes del mundo y un destino popular para los MBA, ya que promete mucho más que una buena educación. Su economía está prosperando en industrias como el petróleo y el gas, la minería, la industria manufacturera, la agricultura y la silvicultura. El impacto que una buena economía tiene sobre la vida del estudiante se puede sentir una vez que termine su grado, y esté en la etapa de búsqueda de puestos de trabajo. La fácil disponibilidad de buenos empleos y posibilidades de inmigración es lo que hace de Canadá un lugar tan atractivo para estudiar.

4.    Singapur:

Las universidades en Singapur están en crecimiento, tanto en términos generales y específicamente con respecto a sus cursos de MBA. La oportunidad de estudiar y vivir en esta ciudad multicultural - una de las economías perteneciente a los tigres asiáticos - es probable que emocione a los emprendedores.

5.    Australia:

Australia es uno de los destinos más atractivo para los futuros estudiantes de MBA, según el Estudio QS Top MBA Applicant Survey 2015 - y no es difícil ver por qué. Así como buen clima y cada vez más atractivas playas y ciudades, el país tiene tres representantes en el ránking mundial de MBA de la FT (Financial Times). Una de las ventajas de la elección de Australia es que se trata de una puerta de entrada a las economías fuertemente orientadas a los negocios del sudeste de Asia y la región de Asia Pacífico. Más de un tercio de los estudiantes en 2015 del Melbourne Business School eran de Asia, más que cualquier otro continente - lo que significa que serás capaz de obtener perspectivas de negocios frescas mientras estudias.

Fuente:
PROSPECTS
SHISHKA

 

Contenidos relacionados

Blog: Viajar Viajar » Vas a viajar para estudiar

 

1. Ten la ropa de bebé lista

Toda previamente lavada con detergente suave, guardada en un lugar súper limpio (¡esta puede ser la última vez que todo esté tan limpio!). Acepten todas las mantas, baberos, cubiertas para la mesa de cambio y enterizos que les ofrezcan, los necesitarán. No solo tengan ropa de recién nacido sino también de la talla que viene inmediatamente después y hasta incluso una después de esa. 

2. Desinfectar los biberones

Tómate unos minutos y desinfecta todos los biberones, chupones y saca leches. 

3. Instalar el asiento para bebés en el carro

No es una tarea fácil y nadie quiere una mamá recién salida de la clínica con el bebé en brazos esperando a que papá descifre las instrucciones. 

4. Artículos de bebé

Comienza a incluir lo siguiente en la lista de compras: pañales (no sólo el tamaño del recién nacido), toallitas húmedas (nunca son suficientes), talco, etc. 

5. Botiquín

Consulta con tu pediatra qué medicamentos básicos debes tener que te saquen de apuro ante problemas de salud cotidianos. 

6. Maleta para el hospital

Incluye: ropa para la mamá (interior, pijama, de salida), ropa para el bebé, documentos, efectivo ante cualquier eventualidad, entre otros. 

7. Ruta al hospital

Decidir cuál será la ruta a tomar cuando la mamá entre en trabajo de parto es complicado. Para tranquilidad de ambos, estén de acuerdo cuál es el mejor camino para llegar a la clínica desde la casa. Evitará que pierdan tiempo tomando decisiones nerviosas y al volante. 

8. Llenar el refrigerador

Una vez que haya una pequeña criatura de buenos pulmones requiriendo toda la atención, nadie tendrá tiempo de ir por un poco de pan o queso. Mejor tener las provisiones listas. 

9. Comprar un libro de recuerdos

No es de vital importancia pero cuando pasa el tiempo uno valora muchísimo el tener un recuento de lo que fue toda la experiencia de darle la bienvenida a ese bebé. Compren uno y llénenlo de sus ideas, sentimientos y eventualidades pre-bebé (¡será de gran ayuda también cuando venga un futuro hermano!).

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia Formar una familia » Vas a tener un hijo

 

 imagen 5 conversaciones que deberías tener antes de casarte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Decidan si quieren hijos

Es una de las decisiones más importantes que tendrán que tomar, sin duda, y no hay manera de hablar de esto de manera más sutil. Si no tienes niños ya y no han discutido cómo se sienten al respecto, es momento de hacerlo. No asumas que están en la misma página, incluso aunque sientas que lo hablaste en algún momento con él o ella. Lo bueno es que al igual que todas las decisiones en esta lista, eventualmente pueden cambiar de opinión más tarde,  pero necesitan tener esa conversación ahora. Además de requerir de gran tiempo y compromiso emocional, los niños también son un compromiso financiero, por lo que necesita llegar a un acuerdo con su futuro “socio”. 

2. Determinen sus metas de ahorro

Los desacuerdos financieros tienen el poder de afectar negativamente a una relación, así que es mejor hablar de dinero antes de casarse. Asegúrate de que los dos estén siendo sinceros sobre las deudas que tienen y las maneras en cómo piensan pagarlas. Es absolutamente vital que los dos estén de acuerdo con las metas de ahorro. Averiguar cuál deuda es prioritaria, qué cantidad quieren ahorrar para la jubilación, y con cuánto van a contribuir cada uno a estas metas. 

3. Fijen sus metas de trabajo

Además de averiguar si desea niños en el corto plazo y cuáles son sus metas de ahorro, también deben hablar acerca de sus metas de trabajo. Si actualmente trabaja 40 horas por semana, pero su sueño es ser jefe del área lo que puede terminar implicando muchas más horas de trabajo, entonces tienes que ser sincero con tu pareja. Lo mismo aplica para aquellos planes que impliquen estudiar o trabajar en el extranjero. Los dos deben estar dispuestos a empujar las metas del otro con optimismo y no sentir que se arrastran. Dentro de esto, también es importante conversar de la cantidad de flexibilidad que tiene cada uno con sus propias metas porque a veces toca que uno se sacrifique en pro del otro. No se pueden prever todos los escenarios de una sola vez, pero da tranquilidad el al menos discutirlos.

4. Acuerden si desean alquilar o comprar

Una vez más, siempre se puede cambiar de opinión más tarde, pero deben tener cierta claridad sobre si desean alquilar o comprar una casa, por lo menos en cuanto a los primeros años de su matrimonio. Ser propietario de una casa puede ser una gran inversión, pero no es la decisión correcta para todos. Si alguno de ustedes quiere comprar y el otro quiere alquilar, tendrán que hacerse una línea de tiempo y tener razones concretas, ya sea para comprar una casa o esperar hasta más tarde (o nunca). Hay muchas ventajas tanto del alquiler como de la compra.

5. Establezcan quién administra el dinero

Esta debe ser una de las conversaciones más importantes (y más incómodas). Del periodo de novios, en que todo es invitaciones y cada uno lleva registro de sus propios ingresos y gastos, a manejar una economía familiar, hay un gran trecho. Si ya están de acuerdo en las prioridades financieras y la cantidad que piensan ahorrar, han avanzado bastante pero todavía queda decidir cómo se pagarán las cuentas. Hay un tema de proporcionalidad (quién paga qué) y si hay una sola persona que maneja todo el dinero y lo reparte para las deudas pendientes o cada uno se encarga de un grupo de cosas. Estar de acuerdo en que si uno quiere hacer una compra sustancial debe consultarlo con el otro, por ejemplo, es otra de las cosas a acordar.

Pasa mucho que a veces uno entra al matrimonio con la idea de que solo una persona debería encargarse de pagarlo todo, y si ese es un arreglo que les acomoda, adelante pero en general y para lograr una mayor armonía y sensación de equidad, es bueno distribuirse las cuentas. 

Por último es importante hablar de que los activos que está cada uno trae en su matrimonio, y si usted desea firmar un acuerdo prenupcial.

Fuente: Cheatsheet

Contenidos relacionados

Blog: Formar una familia » Te vas a casar Formar una familia